Bajada de la rama.

Captura de pantalla 2019-05-08 a las 18.52.19

Está basada en la tradición de los canarios prehispánicos que recogieron los cronistas de la conquista de la isla, consistente en golpear el agua con ramas de pino para pedir a los dioses que lloviera. La villa marinera de Agaete acoge cada 4 de agosto una de las fiestas más populares y participativas del calendario veraniego grancanario. Hoy en día miles de personas se congregan a primera hora de la mañana en las estribaciones del pinar de Tamadaba, recogen sus ramas y, a los sones de la banda de Agaete, bajan hasta el puerto, a donde llegan ya cayendo la noche. Un autentico espectáculo de colorido y diversión.